lunes, 27 de julio de 2020

Aprovechando espacio

Volvemos a realizar trabajos con normalidad. Aquí tenéis un ejemplo de  cómo un pequeño cuarto de baño puede quedar bien distribuido y aprovechado, incluso para una persona de movilidad reducida.


Hay que prescindir de la bañera y colocar un plato de ducha, siendo factible en este caso mover el inodoro para cambiar la distribución y ganar hueco para ello, realizando un corte en ángulo en el plato para ubicarlo al fondo. Se coloca un lavamanos con barra integrada para toalla, un inodoro suspendido para ganar más espacio y el plato de ducha de pared a pared, con un práctico kit de ducha. 

El radiador toallero se coloca arriba, aprovechando el espacio sobre el inodoro. Todos los tubos se llevan perfectamente empotrados y protegidos con macarrón aislante.


Antes:

Colocando el sistema de cisterna empotrada:



Espacio de ducha con asas de seguridad, preparado para una persona con movilidad reducida.


Espejo empotrado en la pared y lavamanos de esquina para aprovechar todos los huecos.


Detalle del kit de ducha:


Detalle del inodoro empotrado con su placa de accionamiento :


Mampara de perfilería mínima y liberación de puerta corredera, para un fácil acceso y una práctica limpieza, con sistema de tratamiento antical incluido.